Fe

Job 39:12  ¿Tendrás fe en él de que te devolverá tu grano, Y de que lo recogerá de tu era?

Hab 2:4  Así es el orgulloso: En él, su alma no es recta, Mas el justo por su fe vivirá.

Mat 6:30  “Y si Dios así viste la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿no hará El mucho más por ustedes, hombres de poca fe?

Mat 8:10  Al oírlo Jesús, se maravilló y dijo a los que Lo seguían: “En verdad les digo que en Israel no he hallado en nadie una fe tan grande.

Mat 8:26  Y El les contestó: “¿Por qué tienen miedo, hombres de poca fe?” Entonces Jesús se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma.

Mat 9:2  Y Le trajeron un paralítico echado en una camilla; y Jesús, viendo la fe de ellos, dijo al paralítico: “Anímate, hijo, tus pecados te son perdonados.”

Mat 9:22  Pero Jesús, volviéndose y viéndola, dijo: “Hija, ten ánimo, tu fe te ha sanado.” Y al instante la mujer quedó sana.

Mat 9:29  Entonces les tocó los ojos, diciendo: “Hágase en ustedes según su fe.”

Mat 14:31  Al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”

Mat 15:28  Entonces Jesús le dijo: “Oh mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas.” Y su hija quedó sana desde aquel momento.

Mat 16:8  Pero Jesús, dándose cuenta, dijo: “Hombres de poca fe, ¿por qué discuten entre ustedes que no tienen pan?

Mat 17:20  Y El les dijo: “Por la poca fe de ustedes; porque en verdad les digo que si tienen fe como un grano de mostaza, dirán a este monte: ‘Pásate de aquí allá,’ y se pasará; y nada les será imposible.

Mat 21:21  Jesús les respondió: “En verdad les digo que si tienen fe y no dudan, no sólo harán lo de la higuera, sino que aun si dicen a este monte: ‘Quítate y échate al mar,’ así sucederá.

Mat 24:10  “Muchos se apartarán de la fe entonces, y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán.

Mar 2:5  Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados.”

Mar 4:40  Entonces les dijo: “¿Por qué están atemorizados? ¿Cómo no tienen fe?”

Mar 5:34  “Hija, tu fe te ha sanado,” le dijo Jesús; “vete en paz y queda sana de tu aflicción.”

Mar 10:52  “Vete, tu fe te ha sanado,” le dijo Jesús. Al instante el ciego recobró la vista, y Lo seguía por el camino.

Mar 11:22  Y Jesús respondió: “Tengan fe en Dios.

Luc 5:20  Al ver Jesús la fe de ellos, dijo: “Hombre, tus pecados te son perdonados.”

Luc 7:9  Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la multitud que Lo seguía: “Les digo que ni aun en Israel he hallado una fe tan grande.”

Luc 7:50  Pero Jesús dijo a la mujer: “Tu fe te ha salvado, vete en paz.”

Luc 8:25  “¿Dónde está la fe de ustedes?” les dijo. Pero ellos estaban atemorizados y asombrados, diciéndose unos a otros: “¿Quién, pues, es Este que aun a los vientos y al agua manda y Lo obedecen?”

Luc 8:48  Y El le dijo: “Hija, tu fe te ha sanado; vete en paz.”

Luc 12:28  “Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe!

Luc 17:5  Los apóstoles dijeron al Señor: “¡Auméntanos la fe!”

Luc 17:6  Entonces el Señor dijo: “Si tuvieran fe como un grano de mostaza, dirían a este sicómoro: ‘Desarráigate y plántate en el mar,’ y les obedecería.

Luc 17:19  Entonces le dijo: “Levántate y vete; tu fe te ha sanado.”

Luc 18:8  “Les digo que pronto les hará justicia. No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?”

Luc 18:42  Jesús entonces le dijo: “Recibe la vista, tu fe te ha sanado.”

Luc 22:32  pero Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, una vez que hayas regresado, fortalece a tus hermanos.”

Hch 3:16  “Por la fe en Su nombre, es el nombre de Jesús lo que ha fortalecido a este hombre a quien ven y conocen. La fe que viene por medio de Jesús, le ha dado a este esta perfecta sanidad en presencia de todos ustedes.

Hch 6:5  Lo propuesto tuvo la aprobación de toda la congregación, y escogieron a Esteban, un hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, y a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas y a Nicolás, un prosélito (Gentil convertido al Judaísmo) de Antioquía.

Hch 6:7  Y la palabra de Dios crecía, y el número de los discípulos se multiplicaba en gran manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Hch 11:24  porque era un hombre bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

Hch 13:8  Pero Elimas, el mago, pues así se traduce su nombre, se les oponía, tratando de desviar de la fe al procónsul.

Hch 14:9  Este escuchaba hablar a Pablo, el cual, fijando la mirada en él, y viendo que tenía fe para ser sanado,

Hch 14:22  fortaleciendo los ánimos (las almas) de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.”

Hch 14:27  Cuando llegaron y reunieron a la iglesia, informaron de todas las cosas que Dios había hecho con ellos, y cómo había abierto a los Gentiles la puerta de la fe.

Hch 15:9  y ninguna distinción hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones.

Hch 16:5  Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y diariamente crecían en número.

Hch 20:21  testificando solemnemente, tanto a Judíos como a Griegos, del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Hch 24:24  Pero pocos días más tarde, llegó Félix con Drusila su mujer, que era Judía, y mandó traer a Pablo y lo oyó hablar acerca de la fe en Cristo Jesús.

Hch 26:18  para que les abras sus ojos a fin de que se conviertan de las tinieblas a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en Mí, el perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados.’

Rom 1:5  Es por medio de El que hemos recibido la gracia y el apostolado para promover laobediencia a la fe entre todos los Gentiles, por amor a Su nombre;

Rom 1:8  En primer lugar, doy gracias a mi Dios por medio de Jesucristo por todos ustedes, porque por todo el mundo (se da a conocer) se habla de su fe.

Rom 1:12  es decir, para que cuando esté entre ustedes nos confortemos mutuamente, cada uno por la fe del otro, tanto la de ustedes como la mía.

Rom 1:17  Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: MAS EL JUSTO POR LA FE VIVIRA.

Rom 3:22  Esta justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo es para todos los que creen. Porque no hay distinción,

Rom 3:25  a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por Su sangre a través de la fe, como demostración de Su justicia, porque en Su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente,

Rom 3:26  para demostrar en este tiempo Su justicia, a fin de que El sea justo y sea el que justifica al que tiene fe en Jesús.

Rom 3:27  ¿Dónde está, pues, la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿La de las obras? No, sino por la ley de la fe.

Rom 3:28  Porque concluimos que el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la Ley.

Rom 3:30  porque en verdad Dios es uno, el cual justificará en virtud de la fe a los circuncisos y por medio de la fe a los incircuncisos.

Rom 3:31  ¿Anulamos entonces la Ley por medio de la fe? ¡De ningún modo! Al contrario, confirmamos la Ley.

Rom 4:5  pero al que no trabaja, pero cree en Aquél que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia.

Rom 4:9  ¿Es, pues, esta bendición sólo para los circuncisos, o también para los incircuncisos? Porque decimos: “A ABRAHAM, LA FE LE FUE CONTADA POR JUSTICIA.”

Rom 4:11  Abraham recibió la señal de la circuncisión como sello de la justicia de la fe que tenía mientras aún era incircunciso, para que fuera padre de todos los que creen sin ser circuncidados, a fin de que la justicia también se les tome en cuenta a ellos.

Rom 4:12  También Abraham es padre de la circuncisión para aquéllos que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen en los pasos de la fe que tenía nuestro padre Abraham cuando era incircunciso.

Rom 4:13  Porque la promesa a Abraham o a su descendencia de que él sería heredero del mundo, no fue hecha por medio de la Ley, sino por medio de la justicia de la fe.

Rom 4:14  Porque si los que son de la Ley son herederos, vana resulta la fe y anulada la promesa.

Rom 4:16  Por eso es por fe, para que esté de acuerdo con la gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda la posteridad, no sólo a los que son de la Ley, sino también a los que son de la fe de Abraham, quien es padre de todos nosotros.

Rom 4:19  Y sin debilitarse en la fe contempló su propio cuerpo, que ya estaba como muerto puesto que tenía como cien años, y también la esterilidad de la matriz de Sara.

Rom 4:20  Sin embargo, respecto a la promesa de Dios, Abraham no titubeó con incredulidad, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,

Rom 4:22  Por lo cual también su fe LE FUE CONTADA POR JUSTICIA.

Rom 5:1  Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,

Rom 5:2  por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Rom 9:30  ¿Qué diremos entonces? Que los Gentiles, que no iban tras la justicia, alcanzaron justicia, es decir, la justicia que es por fe;

Rom 9:32  ¿Por qué? Porque no iban tras ella por fe, sino como por obras. Tropezaron en la piedra de tropiezo,

Rom 10:6  Pero la justicia que es de la fe, dice así: “NO DIGAS EN TU CORAZON: ‘¿QUIEN SUBIRA AL CIELO?’ Esto es, para hacer bajar a Cristo,

Rom 10:8  Pero, ¿qué dice? “CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZON,” es decir, la palabra de fe que predicamos:

Rom 10:17  Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo.

Rom 11:20  Muy cierto. Fueron desgajadas por su incredulidad, pero tú por la fe te mantienes firme. No seas altanero, sino teme;

Rom 12:3  Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de ustedes que no piense de sí mismo más de lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.

Rom 12:6  Pero teniendo diferentes dones, según la gracia que nos ha sido dada, usémoslos: si el de profecía, úsese en proporción a la fe;

Rom 14:1  Acepten al que es débil en la fe, pero no para juzgar sus opiniones.

Rom 14:2  Uno tiene fe en que puede comer de todo, pero el que es débil sólo come legumbres.

Rom 14:22  La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propia convicción delante de Dios. Dichoso el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.

Rom 14:23  Pero el que duda, si come se condena, porque no lo hace por fe. Todo lo que no procede de fe, es pecado.

Rom 16:26  pero que ahora ha sido manifestado, y por las Escrituras de los profetas, conforme al mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las naciones para guiarlas a la obediencia de la fe,

1Co 2:5  para que la fe de ustedes no descanse en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

1Co 12:9  a otro, fe por el mismo Espíritu; a otro, dones de sanidad por el único Espíritu;

1Co 13:2  Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.

1Co 13:13  Y ahora permanecen la fe, la esperanza, el amor: estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

1Co 15:14  y si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también la fe de ustedes.

1Co 15:17  y si Cristo no ha resucitado, la fe de ustedes es falsa; todavía están en sus pecados.

1Co 16:13  Estén alerta, permanezcan firmes en la fe, pórtense varonilmente, sean fuertes.

2Co 1:24  No es que queramos tener control de su fe, sino que somos colaboradores con ustedes para su gozo, porque es en la fe que permanecen firmes.

2Co 4:13  Pero teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: “CREI, POR TANTO HABLE,” nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,

2Co 5:7  Porque por fe andamos, no por vista (no por apariencias).

2Co 8:7  Pero así como ustedes abundan en todo: en fe, en palabra, en conocimiento, en toda solicitud, y en el amor que hemos inspirado en ustedes, vean que también abunden en esta obra de gracia.

2Co 10:15  No nos gloriamos desmedidamente, esto es, en los trabajos de otros, sino tenemos la esperanza de que conforme la fe de ustedes crezca, nosotros seremos, dentro de nuestra esfera, engrandecidos aún más por ustedes,

2Co 13:5  Pónganse a prueba para ver si están en la fe. Examínense a sí mismos. ¿O no se reconocen a ustedes mismos de que Jesucristo está en ustedes, a menos de que en verdad no pasen la prueba?

Gál 1:23  Ellos sólo oían decir: “El que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica (anuncia) la fe que en un tiempo quería destruir.”

Gál 2:16  “Sin embargo, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino mediante la fe en Cristo Jesús, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la Ley. Puesto que por las obras de la Ley nadie será justificado.

Gál 2:20  “Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por la fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Gál 3:2  Esto es lo único que quiero averiguar (aprender) de ustedes ¿Recibieron el Espíritu por las obras de la Ley, o por el oír con fe?

Gál 3:5  Aquél, pues, que les suministra el Espíritu y hace milagros entre ustedes, ¿lo hace por las obras de la Ley o por el oír con fe?

Gál 3:7  Por tanto, sepan que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

Gál 3:8  La Escritura, previendo que Dios justificaría a los Gentiles (las naciones) por la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: “EN TI SERAN BENDITAS TODAS LAS NACIONES.”

Gál 3:9  Así que, los que son de la fe son bendecidos con Abraham, el creyente.

Gál 3:11  Y que nadie es justificado ante Dios por la Ley es evidente, porque “EL JUSTO VIVIRA POR LA FE.”

Gál 3:12  Sin embargo, la Ley no se basa en la fe. Al contrario, “EL QUE LAS HACE, VIVIRA POR ELLAS.”

Gál 3:14  a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los Gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe.

Gál 3:22  Pero la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen.

Gál 3:23  Antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada.

Gál 3:24  De manera que la Ley ha venido a ser nuestro guía (tutor) para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por la fe.

Gál 3:25  Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo el guía.

Gál 3:26  Pues todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.

Gál 5:5  Pues nosotros, por medio del Espíritu, esperamos por la fe la esperanza de justicia.

Gál 5:6  Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión significan nada, sino la fe que obra por amor.

Gál 6:10  Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.

Efe 1:15  Por esta razón también yo, habiendo oído de la fe en el Señor Jesús que hay entre ustedes, y de su amor por todos los santos,

Efe 2:8  Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios;

Efe 3:12  en quien tenemos libertad y acceso a Dios con confianza por medio de la fe en El.

Efe 3:17  de manera que Cristo habite por la fe en sus corazones. También ruego que arraigados y cimentados en amor,

Efe 4:5  un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo,

Efe 4:13  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

Efe 6:16  Sobre todo, tomen el escudo de la fe con el que podrán apagar todos los dardos encendidos del maligno.

Efe 6:23  Paz sea a los hermanos, y amor con fe, de parte de Dios el Padre y del Señor Jesucristo.

Flp 1:25  Y convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos ustedes para su progreso y gozo en la fe,

Flp 1:27  Solamente compórtense de una manera digna del evangelio de Cristo, de modo que ya sea que vaya a verlos, o que permanezca ausente, pueda oír que ustedes están firmes en un mismo espíritu, luchando unánimes por la fe del evangelio.

Flp 2:17  Pero aunque yo sea derramado como libación (ofrenda líquida) sobre el sacrificio y servicio de su fe, me regocijo y comparto mi gozo con todos ustedes.

Flp 3:9  y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la Ley, sino la que es por la fe en Cristo (el Mesías), la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe,

Col 1:4  pues hemos oído de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por (hacia) todos los santos,

Col 1:23  Esto El hará si en verdad permanecen en la fe bien cimentados y constantes, sin moverse de la esperanza del evangelio que han oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro (servidor).

Col 2:5  Porque aunque estoy ausente en el cuerpo, sin embargo estoy con ustedes en espíritu, regocijándome al ver su buena disciplina y la estabilidad (firmeza) de la fe de ustedes en Cristo.

Col 2:7  firmemente arraigados y edificados en El y confirmados en su fe, tal como fueron instruidos, rebosando de gratitud (con acción de gracias).

Col 2:12  habiendo sido sepultados con El en el bautismo, en el cual también han resucitado con El por la fe en la acción del poder de Dios, que Lo resucitó de entre los muertos.

1Ts 1:3  teniendo presente sin cesar delante de nuestro Dios y Padre su obra de fe, su trabajo de amor y la firmeza (perseverancia) de su esperanza en nuestro Señor Jesucristo.

1Ts 1:8  Porque saliendo de ustedes, la palabra del Señor se ha escuchado, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también por todas partes la fe de ustedes en Dios se ha divulgado, de modo que nosotros no tenemos necesidad de decir nada.

1Ts 3:2  Enviamos a Timoteo, nuestro hermano y colaborador de Dios en el evangelio de Cristo, para fortalecerlos y alentarlos respecto a la fe de ustedes;

1Ts 3:5  Por eso también yo, cuando ya no pude soportar más, envié a Timoteo para informarme (para saber) de su fe, por temor a que el tentador los hubiera tentado y que nuestro trabajo hubiera sido en vano.

1Ts 3:6  Pero ahora Timoteo ha regresado de ustedes a nosotros, y nos ha traído buenas noticias de su fe y amor y de que siempre tienen buen recuerdo de nosotros, anhelando vernos, como también nosotros a ustedes.

1Ts 3:7  Por eso, hermanos, en toda nuestra necesidad y aflicción fuimos consolados respecto a ustedes por medio de su fe.

1Ts 3:10  según oramos intensamente de noche y de día que podamos ver el rostro de ustedes y que completemos lo que falta a su fe?

1Ts 5:8  Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios (tengamos dominio propio), habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por casco la esperanza de la salvación.

2Ts 1:3  Siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes, hermanos, como es justo, porque su feaumenta grandemente, y el amor de cada uno de ustedes hacia los demás abunda más y más.

2Ts 1:4  Por lo cual nosotros mismos hablamos con orgullo de ustedes entre las iglesias de Dios, por su perseverancia (firmeza) y fe en medio de todas las persecuciones y aflicciones que soportan.

2Ts 1:11  Con este fin también nosotros oramos siempre por ustedes, para que nuestro Dios los considere (los haga) dignos de su llamamiento y cumpla todo deseo de bondad y la obra de fe con poder,

2Ts 2:13  Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque Dios los ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad.

2Ts 3:2  Oren también para que seamos librados de hombres perversos y malos, porque no todos tienen fe.

1Ti 1:2  a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y deCristo Jesús nuestro Señor.

1Ti 1:4  ni prestaran atención a mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones inútiles en vez de hacer avanzar el plan (la dispensación) de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

1Ti 1:5  Pero el propósito (la meta) de nuestra instrucción (nuestro mandamiento) es el amor nacido de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe sincera.

1Ti 1:14  Pero la gracia de nuestro Señor fue más que abundante, con la fe y el amor que se hallan en Cristo Jesús.

1Ti 1:19  guardando la fe y una buena conciencia, que algunos han rechazado y naufragaron en lo que toca a la fe.

1Ti 2:7  Y para esto yo fui constituido predicador y apóstol, (digo la verdad en Cristo, no miento), como maestro de los Gentiles en fe y verdad.

1Ti 2:15  Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.

1Ti 3:9  sino guardando el misterio de la fe con limpia conciencia.

1Ti 3:13  Pues los que han servido bien como diáconos obtienen para sí una posición honrosa y gran confianza en la fe que es en Cristo Jesús.

1Ti 4:1  El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,

1Ti 4:6  Al señalar estas cosas a los hermanos serás un buen ministro de Cristo Jesús, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

1Ti 4:12  No permitas que nadie menosprecie tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, fe y pureza.

1Ti 5:8  Pero si alguien no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fey es peor que un incrédulo.

1Ti 6:10  Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.

1Ti 6:11  Pero tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad.

1Ti 6:12  Pelea la buena batalla de la fe. Echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos.

1Ti 6:21  la cual profesándola algunos, se han desviado de la fe. La gracia sea con ustedes.

2Ti 1:5  Porque tengo presente la fe sincera (no fingida) que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

2Ti 1:13  Retén la norma de las sanas palabras que has oído de mí, en la fe y el amor en Cristo Jesús.

2Ti 2:18  que se han desviado de la verdad diciendo que la resurrección ya tuvo lugar, trastornando así la fe de algunos.

2Ti 2:22  Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue (busca) la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro.

2Ti 3:8  Y así como Janes y Jambres se opusieron a Moisés, de la misma manera éstos también se oponen a la verdad. Son hombres de mente depravada, reprobados en lo que respecta a la fe.

2Ti 3:10  Pero tú has seguido mi enseñanza, mi conducta, propósito, fe, paciencia, amor, perseverancia,

2Ti 3:15  Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.

2Ti 4:7  He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe.

Tit 1:1  Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y al pleno conocimiento de la verdad que es según la piedad,

Tit 1:4  a Tito, verdadero hijo en (según) la común fe: Gracia y paz de parte de Dios el Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador.

Tit 1:13  Este testimonio es verdadero. Por eso, repréndelos severamente para que sean sanos en la fe,

Tit 2:2  Los ancianos deben ser sobrios, dignos, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la perseverancia.

Tit 2:10  no defraudando, sino mostrando toda buena fe, para que adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador en todo respecto.

Tit 3:15  Todos los que están conmigo te saludan. Saluda a los que nos aman en la fe. La gracia sea con todos ustedes.

Flm 1:5  porque oigo de tu amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús y hacia todos los santos.

Flm 1:6  Ruego que la comunión (participación) de tu fe llegue a ser eficaz por el conocimiento de todo lo bueno que hay en ustedes mediante Cristo (el Mesías).

Heb 3:1  Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, consideren a Jesús, el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra fe.

Heb 4:2  Porque en verdad, a nosotros se nos ha anunciado las buenas nuevas, como también a ellos. Pero la palabra que ellos oyeron no les aprovechó por no ir acompañada por la fe en los que la oyeron.

Heb 4:14  Teniendo, pues, un gran Sumo Sacerdote que trascendió los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, retengamos nuestra fe.

Heb 6:1  Por tanto, dejando las enseñanzas elementales acerca de Cristo (el Mesías), avancemos hacia la madurez (perfección), no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas y de la fe en Dios,

Heb 6:12  a fin de que no sean perezosos, sino imitadores de los que mediante la fe y la paciencia heredan las promesas.

Heb 10:22  acerquémonos con corazón sincero (verdadero), en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.

Heb 10:38  MAS MI JUSTO VIVIRA POR LA FE; Y SI RETROCEDE, MI ALMA NO SE COMPLACERA EN EL.

Heb 10:39  Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fepara la preservación del alma.

Heb 11:1  Ahora bien, la fe es la certeza (sustancia) de lo que se espera, la convicción (demostración) de lo que no se ve.

Heb 11:3  Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles.

Heb 11:4  Por la fe Abel ofreció a Dios un mejor sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó el testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y por la fe, estando muerto, todavía habla.

Heb 11:5  Por la fe Enoc fue trasladado al cielo para que no viera muerte. Y NO FUE HALLADO PORQUE DIOS LO TRASLADO; porque antes de ser trasladado recibió testimonio de haber agradado a Dios.

Heb 11:6  Y sin fe es imposible agradar a Dios. Porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que recompensa a los que Lo buscan.

Heb 11:7  Por la fe Noé, siendo advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor reverente preparó un arca para la salvación de su casa, por la cual condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe.

Heb 11:8  Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba.

Heb 11:9  Por la fe habitó como extranjero en la tierra de la promesa como en tierra extraña, viviendo en tiendas como Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa,

Heb 11:11  También por la fe Sara misma recibió fuerza para concebir, aun pasada ya la edad propicia, pues consideró fiel a Aquél que lo había prometido.

Heb 11:13  Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto desde lejos y aceptado con gusto, confesando que eran extranjeros y peregrinos (expatriados) sobre la tierra.

Heb 11:17  Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía a su único hijo.

Heb 11:20  Por la fe Isaac bendijo a Jacob y a Esaú, aun respecto a cosas futuras.

Heb 11:21  Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró, apoyándosesobre el extremo de su bastón.

Heb 11:22  Por la fe José, al morir, mencionó el éxodo de los Israelitas, y dio instrucciones acerca de sus huesos.

Heb 11:23  Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres durante tres meses, porque vieron que era un niño hermoso y no temieron el edicto del rey.

Heb 11:24  Por la fe Moisés, cuando ya era grande, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón,

Heb 11:27  Por la fe Moisés salió de Egipto sin temer la ira del rey, porque se mantuvo firme como viendo al Invisible.

Heb 11:28  Por la fe celebró la Pascua y el rociamiento de la sangre, para que el exterminador de los primogénitos no los tocara a ellos.

Heb 11:29  Por la fe pasaron el Mar Rojo como por tierra seca, y cuando los Egipcios intentaron hacer lo mismo, se ahogaron.

Heb 11:30  Por la fe cayeron los muros de Jericó, después de ser rodeados por siete días.

Heb 11:31  Por la fe la ramera Rahab no pereció con los desobedientes, por haber recibido a los espías en paz.

Heb 11:33  quienes por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron bocas de leones,

Heb 11:39  Y todos éstos, habiendo obtenido aprobación (testimonio) por su fe, no recibieron la promesa,

Heb 12:2  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.

Heb 13:7  Acuérdense de sus guías que les hablaron la palabra de Dios, y considerando el resultado de su conducta, imiten su fe.

Stg 1:3  sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia (perseverancia),

Stg 1:6  Pero que pida con fe, sin dudar. Porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra.

Stg 2:1  Hermanos míos, no tengan su fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo con una actitud de favoritismo.

Stg 2:5  Hermanos míos amados, escuchen: ¿No escogió Dios a los pobres de este mundo para serricos en fe y herederos del reino que El prometió a los que Lo aman?

Stg 2:14  ¿De qué sirve, hermanos míos, si alguien dice que tiene fe, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa fe salvarlo?

Stg 2:17  Así también la fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta.

Stg 2:18  Pero alguien dirá: “Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.”

Stg 2:20  Pero, ¿estás dispuesto a admitir (¿quieres saber), oh hombre vano (necio), que la fe sin obras es estéril?

Stg 2:22  Ya ves que la fe actuaba juntamente con sus obras, y como resultado de las obras, la fe fue perfeccionada;

Stg 2:24  Ustedes ven que el hombre es justificado por las obras y no sólo por la fe.

Stg 2:26  Porque así como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin las obras está muerta.

Stg 5:15  La oración de fe restaurará (sanará) al enfermo, y el Señor lo levantará. Si ha cometido pecados le serán perdonados.

1Pe 1:5  Mediante la fe ustedes son protegidos (guardados) por el poder de Dios, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo.

1Pe 1:7  para que la prueba de la fe de ustedes, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo;

1Pe 1:9  obteniendo, como resultado de su fe, la salvación de sus almas.

1Pe 1:21  Por medio de El son creyentes en Dios, que Lo resucitó de entre los muertos y Le dio gloria, de manera que la fe y esperanza de ustedes sean en Dios.

1Pe 5:9  Pero resístanlo firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en sus hermanos en todo el mundo.

2Pe 1:1  Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que han recibido una fe como la nuestra, mediante la justicia de nuestro Dios y Salvador, Jesucristo:

2Pe 1:5  Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadan a su fe, virtud, y a la virtud, conocimiento;

1Jn 5:4  Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo. Y ésta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe.

Jud 1:3  Amados, por el gran empeño que tenía en escribirles acerca de nuestra común salvación, he sentido la necesidad de escribirles exhortándolos a luchar ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos.

Jud 1:20  Pero ustedes, amados, edificándose en su santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

Apo 2:13  “Yo sé dónde moras: donde está el trono de Satanás. Guardas fielmente Mi nombre y no has negado Mi fe, aun en los días de Antipas, Mi testigo, Mi siervo fiel, que fue muerto entre ustedes, donde mora Satanás.

Apo 2:19  “Yo conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio y tu perseverancia, y que tus obras recientes (postreras) son mayores que las primeras.

Apo 13:10  Si alguien es destinado a la cautividad, a la cautividad va; si alguien ha de morir a espada, a espada ha de morir. Aquí está la perseverancia y la fe de los santos.

Apo 14:12  Aquí está la perseverancia de los santos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.